¿Existen los Milagros?




“¡Fue un milagro!”. Todos hemos escuchado esa expresión. Inclusive, quizá, la hemos dicho. A veces nos confundimos con las palabras, y usamos el término común pero no el correcto. La palabra milagro se usa tan casualmente que parece como si ocurrieran todos los días; pero en la Biblia vemos que los milagros no sucedían muy a menudo.      

Ahora, primeramente, quiero dejar algo claro: sí creo en los milagros. Si no creyera en ellos, no podría creer en la Biblia. Sin duda alguna el día de hoy Dios sigue haciendo milagros (y el más grande de todos es la regeneración).

Pero muchas veces usamos la palabra milagro cuando nos referimos más bien a la providencia de Dios.

¿Que es un milagro?
Hablando estrictamente, es cuando Dios interviene de manera sobrenatural en las leyes de la naturaleza.[i] Es como convertir agua en vino, o dar vista a un ciego. Un milagro es dividir un mar en dos, hacer flotar la cabeza de un hacha, o dar comida a miles de personas con cinco panes y dos pececillos. Es cuando, como dice el teólogo Louis Berkhof, Dios “produce efectos extraordinarios de modo sobrenatural”.[ii]

A veces creemos que los milagros pasaban muy seguido en la Biblia, pero la realidad es que no. Considerando que la Biblia narra aproximadamente de 5,000 a 6,000 años de historia, podemos ver que los milagros  narrados en las Escrituras representan una pequeña porción de tiempo (aproximadamente 300 años, probablemente menos).

Los milagros sucedieron principalmente en tres épocas, y cada época duró aproximadamente dos generaciones. Las épocas son:

  • Moisés y Josué.
  • Elías y Eliseo.
  • Jesús y los apóstoles.

Fuera de estos tiempos, rara vez vemos milagros, y más bien vemos visiones, profecías, y la providencia de Dios actuando en el mundo.       

¿Qué es la Providencia?
La Providencia es “la actividad de Dios al y dirigir el curso de eventos para cumplir sus propósitos”.[iii] Es el gobierno soberano de Dios sobre todo lo creado. Es la manera en que Dios arregla situaciones, personas, y el tiempo para cumplir su voluntad.

¿Alguna vez te ha pasado que justamente cuando más necesitabas ayuda, alguien estuvo cerca para darte la mano? ¿O que cuando pensabas que ya nada podía solucionarte un problema, de alguna manera todo resultó bien de una manera impresionante? Eso no es suerte o casualidad. ¡Esa es la providencia de Dios!

Dios mueve a personas, pensamientos, deseos, etc., para cumplir lo que Él quiere. Si nos ponemos a pensar, la providencia de Dios es absolutamente increíble. Nos enseña que Dios es un Dios detallista, que se fija en las pequeñas cosas, y que ajusta detalles para nuestro beneficio.

Sin duda alguna, los milagros son reales y existen. Pero de manera general Dios obra a través de la providencia, ya que los milagros son eventos esporádicos y especiales que normalmente están reservados para anunciar nueva revelación de Dios.

Termino con una de las frases que me gustan mucho del pastor John Piper: “Dios está siempre haciendo 10,000 cosas en tu vida, y quizá estás al tanto de tres de ellas”.[iv]

¿Haz experimentado la providencia de Dios últimamente? ¡Da gracias a Dios por ello!





[i] La mayoría de los teólogos tienen esta definición angosta de la palabra “milagro”. La idea es que es un acto sobrenatural—sobre la naturaleza. Un milagro no es una violación a las leyes de la naturaleza, sino cuando una ley superior (Dios) actúa sobre una ley natural (ver Louis Berkhof, Systematic Theology (edición gratuita por biblicaltraining.org), p. 193).
[ii] Berkhof, 193 (mi traducción).
[iii] Millard Erickson, Christian Theology (Baker Academic 1998), p. 414.
[iv] John Piper, Enero 1, 2013, http://www.desiringgod.org/articles/every-moment-in-2013-god-will-be-doing-10-000-things-in-your-life (consultado: Noviembre 10, 2015).


No hay comentarios: