Por amor a Su nombre.

Dios actúa soberanamente por amor a su nombre (Psal.79:9; 106:8; 109:21 Is. 48:9; Jer. 14:7, 21; Ezek. 20:44; Dan. 9:19). En otras palabras, el nombre de Dios es tan santo y glorioso que Él actúa para mantener su nombre intacto.

En la cultura Hebrea, el nombre representa la totalidad de una persona. Por eso no podemos tomar el nombre de Dios en vano, pues lo representa a Él.

En el libro de Isaías Dios declara que purificará a la nación rebelde de Israel. ¿Porque? “Te rescataré por amor de mí; sí, por amor de mí mismo” (Is. 48:11, NTV); y continúa: “¿Como puedo permitir que se me profane? ¡No cederé mi gloria a ningún otro!” (Is. 48:11, NVI).

Con esto en mente quisiera que viéramos el Salmo 25:11, en donde David dice algo fascinante: “Por el honor de tu nombre, oh SEÑOR, perdona mis pecados que son muchos” (Sal. 25:11).*

Es interesante que David no pide perdón en base a su propia reputación, sino en base a la reputación de Dios. David pide perdón en base al honor de Dios. ¿Porque?

Porque Dios se ha pronunciado a sí mismo como perdonador (Psal. 86:5) y misericordioso (Ex. 34:6; Deut. 4:31, Psal. 103:8, etc.). ¡Dios mismo ha declarado que es un Dios perdonador! Así que si Dios no perdonara al pecador arrepentido, sería mentiroso (lo cual es imposible de acuerdo a Núm. 23:19) y su nombre quedaría en deshonra.

David, por cierto, no está siendo caprichoso. David sabe que el carácter de Dios es su única esperanza de perdón. Si David pide perdón en base a sus propios méritos, ¡esta perdido!

Juan escribe que “si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados…” (1 Jn. 1:9). Fiel, porque siempre lo hace. Y justo, porque aunque el justo castigo por nuestro pecado es la muerte, Dios castigó a Cristo por nosotros (2 Cor. 5:21).

¿Te das cuenta lo increíble del amor de Dios al perdonarnos? Dios no nos perdona porque lo merecemos, sino porque Él lo ha declarado y ha provisto un sustituto: Cristo.

Si alguna vez piensas, “¡Es que no merezco Su perdón!”. Tienes razón. Pero recuerda: Dios te perdona en base a Él, y no en base a ti. Así es el maravilloso perdón de Dios.



--------
* La RV60 lo traduce en tiempo futuro, “perdonarás”, pero la mayoría de los traductores optan por el tiempo presente, ya que se entiende mejor.

No hay comentarios: