Reseña: Amazon Kindle

Compré mi primer Kindle hace varios años (Kindle Keyboard), y ahora tengo el Kindle sencillo. Lo he usado por más de un año y simplemente me encanta. También tengo un iPad mini, además de una computadora portátil, pero hay varias razones por las cuales no tengo pensado deshacerme de mi Kindle.

Una de las razones por las cuales me encanta mi Kindle es que lo puedo poner en mi regazo, usar una mano para cambiar de página mientras en la otra tengo mi taza de café. Con un libro normal siempre necesitas ambas manos, pero no con el Kindle. Es comodidad al máximo. Quizá pienses que esta razón es tonta, pero hey, todos tenemos nuestras excentricidades, ¿no?

Mi Kindle.

Primero que nada, tengo el Kindle WiFi sin ofertas especiales que cuesta $89 en Amazon. La verdad es que comprar el Kindle con ofertas y ahorrarse 20 dólares no es mala idea. Las ofertas nunca aparecen cuando estás leyendo un libro (sólo cuando lo apagas o cuando estás seleccionando algún libro), y por lo que he oído de otros amigos y familiares, las ofertas típicamente son buenas.

¿Valen la pena pagar esa cantidad de dinero? Los precios de los libros en Kindle son mucho más baratos, así que a la larga te ahorras bastante dinero.

Los libros se descargan por WiFi en un minuto o menos. Le caben más de mil libros, así que jamás tendrás que preocuparte por el espacio. Yo tengo casi 400 libros físicos en mi librero, y los he acumulado durante años, así que no creo jamás llegar a los 1,000 en mi Kindle. Ahora mismo tengo 95 libros en mi Kindle.

¿Batería? Puede durar hasta un mes. Yo, como lo uso a diario y con la luz en las noches (explicaré abajo el tipo de luz que uso), lo cargo cada dos semanas, aproximadamente. A veces cada tres.

Vendí mi Kindle Keyboard porque nunca usé el teclado. Yo simplemente quería el Kindle para leer, y quería un dispositivo que fuera lo más portátil y liviano posible. Este Kindle no es touch. No compré el touch porque soy Obsesivo-Compulsivo con mi pantalla, y no quería tener que estar limpiándola después de cada toque. El Kindle Paperwhite vino después y no he podido jugar con él. Tuve el Kindle Fire 7 Tablet por un mes, pero no me gustó mucho y ahora soy feliz con mi iPad.

Pero, ¿por qué un iPad y un Kindle, si uno puede tener el Kindle App en el iPad?

La Pantalla.

Todo depende de cuánto te gusta leer. Si eres un lector casual, quizá el iPad o Kindle Fire es para ti. Es como si fuera una pantalla de computadora, así que el reflejo será un problema (leer afuera con el sol es imposible), pero de nuevo si eres un lector casual no hay problema. Tengo una amiga que lee mucho y no le incomoda leer en una pantalla, así que ella adora su Kindle Fire. Como dicen, el gusto se rompe en géneros.

Yo no puedo leer por mucho tiempo en una pantalla de computadora. Así que lo hago en mi Kindle. La pantalla mide 11.4 cm de ancho por 15.5 cm de altura. La pantalla no es tan chica ni tan grande, es como del tamaño de un paperback. Se puede escoger entre ocho tamaños de letra, tres diferentes tipografías (regular, condensada, y sans serif), y tres diferentes tipos de espaciado.

Las letras son negras y la pantalla es gris-blanca (como no he usado el Kindle Paperwhite, no puedo comparar la pantalla), y nunca me ha molestado. He leído muchos libros de principio a fin sin pensar mucho en la pantalla. Lo que intento decir es que uno puede leer sin pensar que uno no tiene un libro en las manos sino un aparato electrónico.

Es importante decir que la pantalla no tiene iluminación propia. Es como un libro. Mi solución fue comprar la cubierta Kindle de piel con luz (Amazon Kindle Lighted Leather Cover), la cual cuesta... $60 USD. Sí. Es bastante costosa. ¿Vale la pena? Si tienes el dinero, sí. Abajo hablaré más al respecto, pero por ahora, la luz es perfecta y la uso todas las noches. Hay otras opciones en cuanto a la luz (ver abajo).

El Hardware.

Todos los botones funcionan bien. Cada lado tiene dos botones, para avanzar y regresar de página. En la parte inferior tiene cuatro botones y uno parecido a un joystick, todos facilitan la navegación. El botón de encendido/apagado y la conección están abajo. Nunca lo he accionado por error, así que no hay de qué preocuparse en cuanto a la posición.

Tengo más de un año con el Kindle y todos los botones están en perfectas condiciones. Si cuidas tu Kindle, no tienes de qué preocuparte. 

El Software.

Es muy simple. Cualquiera lo puede usar. Con internét se puede acceder la página de Amazon y comprar libros directamente del dispositivo. Si no, los puedes comprar desde tu computadora (ordenador) y se bajan automáticamente al Kindle.

Amazon es muy bueno con su software. Es simplemente escoger el libro, dar clic, y pagar. Y si tienes activado el 1-Click, ni siquiera te pide tu tarjeta, simplemente te hace el cargo automáticamente. Es una maravilla.

Algo que me encanta del Kindle es lo que se llama Whispersync. Funciona así. Tu puedes leer un libro en tu computadora, iPad, iPod, Android (con el Kindle App) o en tu dispositivo Kindle, y siempre y cuando estés conectado al internet, te guarda la página en la que estás leyendo.

Ejemplo: Te levantas por la mañana y vas al baño. Para no desperdiciar el tiempo, sacas tu iPhone y comienzas a leer tu libro (estoy seguro que naaadie hace esto), y terminas en la página 47. Llegas a la oficina, y en tu descanso decides leer en tu computadora (Kindle App o directamente desde el internet), así que cuando abres el libro, automáticamente te lleva a la página 47. Lees hasta la página 64. Esa noche, antes de dormir, tomas tu dispositivo Kindle, abres el libro, y sí, te lleva a la página 64. Así de sencillo.

Los Libros.

Más de un millón de libros a la venta. Para comparar precios fui a su listado de los bestsellers del New York Times. Típicamente un hardcover cuesta $25 USD, pero en Kindle  $13 o menos. Algunos mucho menos.

Pero... ¿qué de libros en español? Hay más de 50,000 títulos disponibles. Puedes encontrar éxitos de venta, como Infierno por Dan Brown a $13 dólares, o Cien Años de Soledad a $5.99, o La Sombra del Viento por $13.99. Así que los precios varían, pero típicamente (la gran mayoría de las veces) son más baratos que lo que encuentras en una librería).

La Cubierta.

El Kindle está hecho de plástico duro. Pero una fuerte caída lo puede dañar. Un amigo rompió el suyo al sentarse sobre él. Yo siempre he comprado fundas o cubiertas hechas por Amazon, aunque son un poco caras. Por mucho tiempo usé una funda y una luz con clip, pero ahora tengo la Amazon Kindle Lighted Leather Cover (Cubierta de Piel con Luz). Es excelente. Se ve bien, es duradera, y la tapa tiene un material "anti-resbalable" que facilita tener el Kindle en el regazo sin que se caiga.

La luz es muy buena, aunque no es perfecta. La parte de abajo de la pantalla no se ilumina por completo, pero no dificulta la lectura. Si eres obsesivo-compulsivo quizá te moleste. Yo pensé que me iba a molestar, pero no.

Lo Último.

Ya se que algunos piensan, ¿para qué un Kindle si uno puede tener un libro? Mi respuesta principal: no es lo uno o lo otro. Yo tengo casi 400 libros físicos, y sigo comprando de vez en cuando.

Mi respuesta secundaria: el Kindle te ahorra dinero, es más práctico, se ve bien (ser Geek está de moda, ¿no?), te ahorra el horror de tener que escoger un sólo libro cuando sales de viaje, es tener literalmente una biblioteca en el bolsillo, y bueno, al final, tienes que intentarlo. Si no te gusta, véndelo. Te aseguro que encontrarás comprador.

He llegado al fin de la reseña. Si tienes preguntas específicas, deja un comentario. Veredicto: Excelente. Altamente recomendable.



No hay comentarios: