Agradecido


Le doy gracias a Dios porque este mes me gradué con una Maestría en Consejería Biblica. El Señor ha sido bueno, y éstos años me ha dado la oportunidad de no solamente estudiar sino también de enseñar a nivel universitario.

Pronto, en el blog, tendré varios artículos acerca de este tema—la consejería cristiana—de su importancia y sobre todo, de cómo usar la Biblia para resolver nuestros problemas.

Pienso que es un tema que necesitamos oír. A veces leemos la Biblia, pero no sabemos aplicarla a nuestra vida. Y eso es vital.

¿Qué sigue? Un año más de seminario. El quinto y último. Dios mediante el próximo mayo termino una Maestría en Divinidad (Teología), y creo que ahora sí me regreso a mi ciudad. Dios dirá.

Por lo pronto, este verano me concentraré en la iglesia, un viaje misionero, y prepararme para mi último año de estudios.

Por cierto, gracias por leer el blog. Espero escribir más seguido este verano.