Impresiones de: Nueve Marcas de una Iglesia Saludable

Mark Dever, pastor de la Iglesia Bautista Capitol Hills en Washington DC es un hombre que toma su llamado bastante en serio. Para él, ser un pastor es algo serio, y pastorear una iglesia no se debe tomar a la ligera. Su deseo es ver iglesias Cristianas que verdaderamente son bíblicas y tienen una pasión por Jesucristo. Dever llama a este tipo de iglesias saludables.
 
El libro Nueve Marcas de una Iglesia Saludable es uno que todo pastor debe leer, y del cual todo Cristiano se puede beneficiar. Por “marcas” Mark Dever quiere decir “características”. Así que las nueve características o marcas son:
 
1) Predicación. 2) Teología Bíblica. 3) El Evangelio. 4) Conversión. 5) Evangelismo. 6) Membresía. 7) Disciplina. 8) Discipulado. 9) Liderazgo.
 
Todos los capítulos son excelentes, y en todos encontré mucho que subrayar y pensar. El primero, “Predicación”, es uno que es absolutamente esencial no solamente para el Cristianismo en los EUA, sino en Latinoamérica. En Latinoamérica escuchamos muchos sermones basados en la Biblia, pero pocos que son realmente expositivos, ya que una predicación expositiva demanda del predicador mucho estudio y exégesis. Para Dever, la predicación expositiva es la labor más importante del pastor. Dever escribe, “Mi rol principal, y el rol principal de cualquier pastor, es la predicación expositiva” (39) [1]. Pero, ¿qué es la predicación expositiva? Dever explica: “La predicación expositiva no es simplemente producir un comentario verbal de algún pasaje de las Escrituras. Más bien, la predicación expositiva es la predicación que toma como el punto del sermón el punto de un pasaje en particular en las Escrituras” (40).
 
Muchos predicadores hoy en día creen que el llamado a predicar es el llamado a hablar delante de mucha gente temas bíblicos. Pero la predicación es mucho más que eso. Dever argumenta que los profetas en el Antiguo y Nuevo Testamento eran llamados a hablar no sus propias palabras, sino la Palabra de Dios. “No importa qué tan elocuente sea un predicador, los predicadores no han sido mandados simplemente a ir y predicar. Han sido mandados a predicar la Palabra. Eso es lo que han sido mandados a predicar” (41).
 
En el tercer capítulo, el cual habla del Evangelio, Dever primero explica lo que no es el Evangelio. No es simplemente un mensaje de amor, y definitivamente no es un mensaje acerca de cómo todos andamos bien. Es un mensaje acerca de un Dios santo y justo quien mandó a su Santo y Divino Hijo a rescatarnos de nuestros pecados y nuestro destino en el infierno. Es acerca de cómo Dios nos declara justos por la obra de Cristo en la cruz, y es acerca de vivir una vida santa y piadosa para Él.
 
En el último capítulo el autor da su defensa en cuanto al gobierno de la iglesia por una pluralidad de ancianos. Dever enfatiza que no cualquiera debe ser nombrado anciano; solamente aquellos que cumplen los requisitos delineados en la Biblia pueden ser ordenados. Al mismo tiempo, Dever dice que la Biblia le da bastante autoridad a la iglesia, así que la iglesia misma debe estar envuelta en la toma de decisiones. Para ello, la iglesia debe tener miembros que son piadosos. Así que hay un balance; los ancianos no deben ser dictadores, sino siervos de la iglesia de Jesucristo.
 
Recomiendo mucho este libro.
 
Para descargar un resumen en español del libro (en formato PDF), da click aquí.

------------------
1. Las citas son del libro en inglés, traducidas por mí.

2 comentarios:

Unknown dijo...

¿Estás seguro que el .PDF es el libro entero? Fui a bajarlo y solo tiene 65 páginas.

Emanuel dijo...

Tienes razón, es como un resumen. Ya corregí eso en el post. ¡Gracias!