No te la creas

A mi departamento llega mucho correo basura, el cual inevitablemente termina en el cesto de reciclaje. Esta semana me llegó uno que tenía pegado una llave de un auto, y me llamó la atención el pensar cuánto habría gastado la compañía en mandar fabricar posiblemente miles de llaves genéricas para llamar la atención de la gente, cosa que habían logrado conmigo.
Entonces vi que en ese mismo panfleto había una sección de “Rasca y gana”, con un premio de 25,000 dólares, y como tenía la llave en mano lo hice y los números que aparecieron eran los mismos que los números ganadores.
No, no me emocioné, en serio. Después de todo, este panfleto era de una compañía de autos usados, y no es por querer ser un “estereotipador” (¿palabra inventada?) pero cuando pienso en un negocio confiable, un lote de autos usados no es lo primero que se me viene a la mente.
Leí la letra pequeña y vi que había que hacer algo más, pero estaba redactado de una forma suficientemente vaga como para que me entrara la curiosidad.
Le conté a un amigo lo sucedido y me preguntó, “Digamos que sí te ganas el dinero. ¿Qué harías con 25,000 dólares?” Buena pregunta. Pensé en dar el 10% a misiones, el 10% para gastos personales, y el resto para pagar el seminario (aunque eso de pagar el seminario con dinero ganado al azar… hmmm…). O tal vez gastarlo todo en comprar una mega biblioteca del tamaño de la de el monstruo de la Bella y la Bestia, ¿quién no sueña con tener una biblioteca así? (Iva a escribir: “una biblioteca del tamaño de la de la bestia”, pero eso suena mal por muchas razones. Pista: Apocalipsis).
Bueno para no hacerla larga, en lugar de ganar 25,000 dólares, los cuales me pertenecían, gané tres monedas doradas las cuales valen la exhorbitante cantidad de $1 cada una.
¿Moralejas? 1) Los estereotipos nos son buenos, pero por algo son estereotipos. 2) Si no te lo estás ganando con el sudor de tu frente, probablemente no deberías de querer tener ese dinero.
¿Salió algo de bueno de esto? Sí. Ahora tengo tres monedas doradas para mi próximo truco de magia.

No hay comentarios: