Artimañas del Error

Desde pequeño me han gustado los trucos de magia, y a lo largo de los años he aprendido muchos de ellos. Me gusta aparecer y desaparecer monedas y otros pequeños objetos, y "adivinar" la carta que una persona escogió. Me sorprende qué tan fácil es engañar a una persona y hacerle pensar algo que no es real. Es muy facil apuntar a tu mano y hacer referencia a la moneda que lleva más de medio minuto en tu bolsillo, no en el puño cerrado. Como dice el dicho, las apariencias engañan.

En el tercer capítulo de Timoteo, el apóstol Pablo le advierte varias veces a su discípulo que tenga cuidado y evite a aquellos que tienen apariencia de piedad--es decir--, que dicen ser Cristianos, pero en realidad son engañadores (2 Tim. 3:5). Éstas personas nunca llegan al conocimiento de la verdad (v.7) y además la resisten (v.8); son "hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe" (v.8). Luego en el versículo 13 los llama "malos" y "engañadores"; ésta última palabra se puede traducir también como "impostores".

¿Existen éste tipo de personas hoy en dia? Sin duda alguna. El otro dia vi algunos videos de supuestos pastores y evangelistas que en el nombre de Cristo (al invocarlo, lo blasfeman) hacen diversos tipos de "milagros" y otras cosas espectaculares. Éstas personas, astutas y sin escrúpulos, usando métodos de descepción bien diseñados, hacen víctima de las personas necesitadas y dolidas. Con su apariencia de piedad y palabras suaves seducen a los necesitados, hasta traerlos a su trampa y quitarles cuanto puedan.

A veces me pregunto qué clase de persona puede hacer algo así. Supongo que es gente que no tiene temor de Dios y que no temen el seguro castigo que se les avecina.

Pedro escribió acerca de ellos: "Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme" (2 Pedro 2:1-3).

¿Qué debemos hacer como Cristianos acerca de ellos? No debemos quedarnos callados. Lo que hacen es una blasfemia contra Dios, y debemos de exponerlos a la luz de la verdad. No hay que dejar que se queden con el dinero de los pobres y necesitados, y además cometan la osadía de hacerlo en el nombre de Cristo.

Debemos ser sabios para discernir, exponer y reprimir a éstos supuestos Cristianos, que más bien son anticristos, lobos vestidos de ovejas (Cristo dijo: "Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces" [Mateo 7:15]). Si conoces a alguien que está cayendo víctima de ellos, es tu deber advertirle a esa persona.

No hay comentarios: