Descansando en Dios

La siguiente es una oración Puritana:

Oh Dios, altísimo, glorioso; pensar en tu serenidad infinita me alienta, pues estoy fatigado y cansado, preocupado y angustiado, pero tú estás por siempre en perfecta paz. Tus propósitos no te causan carga o miedo de incumplirlos; quedan en pie como las montañas eternas. Tu poder no conoce límite, tu bondad no tiene demarcación. Tú conviertes la confusión en orden, y mis derrotas en tus victorias: El Señor Dios omnipotente reina.

Vengo a ti como un pecador con cargas y angustias, para dejar toda preocupación enteramente a ti, cada pecado clamando por la preciosa sangre de Cristo. Revive una profunda espiritualidad en mi corazón; déjame vivir cerca del gran Pastor, escuchar su voz, conocer sus tonos, seguir sus llamados. Guárdame de la decepción al hacerme permanecer en la verdad; del daño ayudándome a caminar en el poder del Espíritu. Dame una fe más intensa en las verdades eternas, forjando a través de la experiencia las cosas que he aprendido. No me dejes avergonzarme de la verdad del evangelio, sino que pueda soportar su censura, lo vindique, y vea a Jesús como su esencia, y lo conozca en el poder del Espíritu.

Señor, ayúdame, pues a menudo soy tibio y frío; la incredulidad mancha mi confianza, el pecado me hace olvidarte. Deja que la mala hierba que crece en mi alma sea cortada por la raíz; otórgame el saber que verdaderamente vivo solamente cuando vivo para ti, y que lo demás es frívolo. Tu presencia solamente puede hacerme santo, devoto, fuerte y feliz. Mora en mi, Dios lleno de gracia.

"Resting on God," The Valley of Vision (El Valle de la Visión). Mi traducción.

 

No hay comentarios: