Falsos Profetas

Ayer buscaba cierta información por internet cuando di con una página de un "teólogo bíblico" que acusaba a los Católicos y Evangélicos de propagar ciertas herejías. Con uso de muchas palabras en negrita o subrayadas argumentaba que la Trinidad no era más que una mentira hereje, y que en realidad la Biblia enseña que existen tres Dioses, y uno de ellos, el Espíritu, no es una persona sino una fuerza. Además, argumentaba que la cruz era una mentira pues la palabra stauros en griego quiere decir madero, y citaba otras pruebas para convencer al lector de la herejía de la cruz. Así que proponía unirse a su iglesia virtual, a la cual uno podía tener acceso mediante Skype por internet.

 

La semana pasada una persona me envió unos videos de diferentes iglesias "evangélicas" en Latinoamérica que tienen shows de danzas antiguas en sus campañas, y otros más de programas de televisión cristianos con cantantes cristianos que me llenaron de tristeza, hubo uno que tuve que quitar porque era algo tan repugnante. Y como la gota que derramó el vaso, la noticia de primera plana de los líderes de una iglesia en Brazil que se estaban robando el dinero de los fieles, el cual obtenían vendiendo agua del río Jordan y otros objetos milagrosos.

 

No me gusta andar buscando este tipo de cosas, en serio. No soy de los cristianos que anda buscando qué verle de malo a todo para predicar contra eso en la iglesia. Sin embargo, la Biblia sí habla en contra de este tipo de prácticas y filosofías.

La palabra de Dios dice en II Timoteo 4:3-4, "Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas". John MacArthur escribe acerca de las falsas creencias: "A primera vista su contenido pudiera parecer ortodoxo y exigir verdadera fe, pero al final su mensaje radicará en el fundamento de las obras humanas y enseñara la salvación por el esfuerzo humano. El mensaje de todos los falsos credos es un mensaje de deficiencias, y la mayor de todas es la omisión de la verdad del evangelio que salva".[i]

Debemos ser cautos y celosos de la sana doctrina. El apóstol Pablo le dijo a Tito, "Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina" (Tito 2:1). ¡Nosotros debemos hacer lo mismo! Hoy en día hay falsos profetas en abundancia. Atraen a la multitud con sus supuestos milagros y sueños. Cada que veo este tipo de cosas, me recuerda el pasaje en Jeremías 23:25-28:

" Yo he oído lo que aquellos profetas dijeron, profetizando mentira en mi nombre, diciendo: Soñé, soñé. ¿Hasta cuándo estará esto en el corazón de los profetas que profetizan mentira, y que profetizan el engaño de su corazón? ¿No piensan cómo hacen que mi pueblo se olvide de mi nombre con sus sueños que cada uno cuenta a su compañero, al modo que sus padres se olvidaron de mi nombre por Baal? El profeta que tuviere un sueño, cuente el sueño; y aquel a quien fuere mi palabra, cuente mi palabra verdadera".

Por causa de estos hombres y mujeres, que enseñan mentira en nombre de Dios, mucha gente se pierde y el nombre de Dios es blasfemado. Pedro habló acerca de ellos, diciendo que su condenación es pronta (II Pedro 2:1-3).

Seamos fieles a la Palabra. Vivamos conforme a ella. Prediquemos el verdadero evangelio de Cristo. Y como escribió el profeta Isaías, "¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido" (Isaías 8:20).

 

 

 



[i] MacArthur, John. "Rechace los falsos credos". www.gracia.org/Recursos.aspx?page=Devocional. Publicado en Agosto 21, 2009, (accesado en Agosto 21, 2009).

No hay comentarios: