Impresiones de: On Writing Well.

Cuando estudiaba la preparatoria, una persona me dijo que no leyera libros cuyo tema fuera cómo escribir. Me sugirió que la mejor forma de aprender a escribir era simplemente escribir, y que no necesitaba saber qué pensaban los demás.


Para bien o para mal no seguí ese consejo, y a lo largo de mi carrera universitaria leí muchos libros acerca del tema, escritos por editores (como Sol Stein), escritores cristianos (como Jerry Jenkins), o escritores populares (como Stephen King). Muchos de esos libros los disfruté muchísimo, y creo que me han ayudado a desarrollar mi técnica de cómo escribir ficción.


«On Writing Well», por William Zinsser, es el primer libro que leo acerca de cómo escribir no-ficción. Decidí leer este libro cuando me di cuenta que, aunque la ficción me fascina, hoy en día escribo más no-ficción: devocionales, blogs, emails, etc. Así que busqué en la red algún libro con buena reputación, y encontré On Writing Well.


Zinsser ha enseñado en Yale, fue editor del New York Herald Tribune y es autor de numerosos artículos y libros. Así que comencé a leer con mucha expectativa.


En los primeros capítulos Zinsser da una multitud de consejos prácticos. Él aconseja escribir económicamente (usar pocas palabras de forma precisa), editar y re-editar (y volver a editar) lo escrito, aprender a escribir con claridad, y usar las palabras bien. Los sustantivos y los verbos son la vida de todo escrito, y los adjetivos y adverbios son uno de los enemigos mortales de todo autor. De acuerdo a Zinsser, los adjetivos y adverbios se deben usar poco. Me recuerda la frase atribuida a Mark Twain: «Si ves un adjetivo, ¡mátalo!». Por ejemplo, escribir «el cielo azul» es redundante. ¡Por supuesto que es azul! Si vas a usar un adjetivo para describir el cielo, que no sea «azul». Es mejor usar un verbo fuerte o un sustantivo claro a tratar de arreglar todo con adjetivos que al final suenan melodramáticos («Ese hermoso y fantástico día en el que encontré esa bella flor rosa sigue en mente como si fuera un extraño cuento algo fantasmagórico pero muy memorable. . .»).


Zinsser dedica la segunda parte de su libro para dar consejos específicos de cómo escribir entrevistas, memorias, humor, crítica, etc. Además de dar consejos y tips, estos capítulos están llenos de ejemplos, cosa que siempre aprecio en esta clase de libros.


Tengo miedo de seguir escribiendo una reseña de un libro que enfatiza la economía de palabras. Prefiero terminar aquí. Recomiendo el libro, aunque para sacarle bien el jugo el lector tiene que estar familiarizado con el inglés, porque el autor hace mucho énfasis en palabras y técnicas que están fuertemente asociadas con ese idioma.

4 comentarios:

Gian dijo...

jaja me gustó mucho la frase de Mark Twain!

Excelente blog sir.

Dios te bendiga.

Gian

Vicky dijo...

Jane Austen entonces sabe escribir excelente porque aunque usa los adjetivos en exceso, su libro no deja de ser uno de los mejores clásicos. :)

Nathan dijo...

Que interesante... en los libros de primaria te dicen "¡Escribe con color! ¡Los adjetivos son tus amigos!", y cuando empiezas a escribir en forma, te dicen que los mates, que son una superficialidad.
Es como un mini-progreso artístico--de barroco a clásico, de romántico a neoclásico...

Emanuel dijo...

Yo también he notado la diferencia entre cómo se enseña a escribir en la primaria y en la universidad. Inclusive hay una diferencia entre universidad y maestría. Bueno, al final, supongo, que cada uno debe estar convencido de su propio estilo.