El Tiempo Vuela

«Aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos» Efesios 5:16.

 

Cuando era niño mis juguetes favoritos eran unas pequeñas figuras de acción llamadas «G.I. Joe's». Eran unos soldaditos que venían con varios accesorios, y me divertí horas jugando con ellos. De hecho aún tengo guardados varios de los monitos, como una memoria de mi infancia. Recuerdo que mientras jugaba con ellos, varias veces me pregunté si algún día llegaría a aburrirme de jugar con ellos. «¡Jamás!» pensaba yo. ¿Cómo podía aburrirme de tanta diversión? Y sin embargo, el tiempo ha pasado y han pasado prácticamente al olvido. Están allí, en una caja, como un bonito recuerdo.

 

Qué rápido pasa el tiempo, ¿no? Parece que tan sólo ayer me ponía la corbata para ir a la escuela. Y ahora, algunos de mis amigos de infancia están esparcidos por el país, inclusive el mundo, y cosas que me gustaban me han dejado de gustar.

 

Pablo nos manda a que aprovechemos bien el tiempo. ¡El día de hoy es una nueva oportunidad! Hoy podemos arreglar lo descompuesto, enderezar lo encorvado, levantar la cabeza, mirar hacia el cielo, caminar con pasos firmes, y dar gracias a Dios por la vida que nos ha dado. «Hoy» pronto será «ayer». Así que hoy tenemos la oportunidad de hacer de «hoy» un día provechoso, inclusive memorable.

 

En Efesios 5, el Espíritu Santo por medio de Pablo nos exhorta a dejar lo que no vale la pena y vivir como hijos de Dios. Nos manda a andar en amor y no inmundicia puesto que «en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor» (Efesios 5:8). Después, en el versículo 15 del mismo capítulo, Pablo nos manda a que nos examinemos internamente: «Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios».

 

Así que, creo que es bueno analizarnos a nosotros mismos, deshacernos de la maldad que pueda haber en nuestra vida, y seguir a Cristo con alegría, gozo y emoción.

No hay comentarios: