Adoración en la Iglesia

Para lo que entienden inglés, este es un link a un tremendo sermón predicado por el Dr. Greg Mazak acerca de la música y adoración en la iglesia. Muy buen mensaje, me gustó bastante.
 

¡Nuevo semestre!

¡Comienza un nuevo semestre en el seminario! Desvelos, aquí vamos. Pero estoy emocionado. Más griego, más teología, más práctica.

Reseña: La Vida Cruz Céntrica


Esta es una breve reseña de "La Vida Cruz Céntrica" (The Cross Centered Life) por C.J. Mahaney.

Muchos vivimos la vida Cristiana pensando que el evangelio es algo del pasado y para otros. "Del pasado" porque creemos que fue un evento en el que alguien nos compartió la verdad de Cristo, la cruz, Su sacrificio, nuestro pecado y Su perdón. Fué una verdad que nos transformó la vida... pero algo que ya quedó atrás. "Para otros" porque vemos el evangelio como una verdad que debe ser pasada a aquellos que nunca han escuchado el verdadero evangelio de Jesucristo.

Y aunque sí, nuestra conversión (y por lo tanto nuestra justificación) suceden en el pasado, y aunque el evangelio debe ser compartido a otros, C.J. Mahaney una y otra vez hace incapié en que el evangelio es algo que todo creyente necesita hoy. "El evangelio no es sólo para los inconversos. Es para los Cristianos, también" escribe Mahaney en la página 85. Y de eso trata el libro: asegurarse de nunca dejar atrás el mensaje de la cruz.

En siete cortos capítulos, Mahaney demuestra que el evangelio--que Cristo murió por mis pecados--es una verdad que debe estar presente en la vida del creyente día con día y a toda hora. Es por la cruz que el creyente es salvo, recibe gracia, puede orar, y básicamente todo en la vida cristiana es posible gracias a lo que Cristo hizo en la cruz del calvario.

Mahaney escribe: "Una simple verdad debe motivar nuestro trabajo y debe afectar cada parte de quienes somos. Cristo murió por nuestros pecados. Si hay algo en la vida de lo que debiéramos estar apasionados, es el evangelio" (20).

Uno de los puntos fuertes de este libro es que no solamente es teológicamente fuerte, sino también provee recomendaciones prácticas para ayudar al lector a vivir una vida cruz-céntrica. Personalmente creo que la teología y la práctica van mano en mano y son inseparables. Este libro logra combinar ámbas, y en tan sólo unas cuántas páginas.

Así que recomiendo este libro ampliamente. Leelo. Medíta en las verdades que enseña, enamórate del evangelio, y vívelo al máximo.