Estaré en casa para la Navidad

La Navidad se acerca cada vez más. Las calles se han llenado de luces; las canciones navideñas se oyen en las tiendas, restaurantes y supermercados; la gente comienza a poner sus pinitos en sus casas, y el frío de la noche, aunque incómodo a veces, trae gratos recuerdos de ésta época en que recordamos el nacimiento de Jesucristo.

 

Yo, por mi parte, estoy por terminar mi primer semestre en el seminario. Esta semana que entra comienzan mis exámenes finales. Estoy cansado y algo nervioso, pero listo para terminar y regresar a casa por dos semanas. Sólo dos semanas, sí, porque tengo que regresar a trabajar aquí.

 

El día de ayer fui con mi hermana y unas amigas a cantar villancicos a un asilo, y fue bonito poder compartir nuestras voces y el mensaje de Cristo con las personas del asilo, quienes nos escucharon con mucha alegría y lágrimas en los ojos.

 

La semana pasada se juntaron unas cinco mil personas aquí en la Universidad a cantar, y en la nota más alta de "Santa la Noche", se prendieron las luces y el pinito navideño. Hace unos cuantos días vino el mundialmente famoso guitarrista Christopher Parkening y el cantante Jubilant Sykes, quienes dieron un concierto navideño.

 

Me encanta la Navidad. Ya estoy listo para regresar a casa. Ya comienzo a oler los tamales, el pavo, el menudo; ya comienzo a anhelar ver a mi familia, a mis primos, tíos, tías y abuelos.

 

Me encanta la Navidad.

No hay comentarios: