Biblia de Estudio ESV

Ayer recibí mi Biblia de Estudio ESV, recién salidita a la venta. La compré en descuento la versión pasta dura a través de la Universidad. Entre los editores están J.I. Packer (como editor general), autor del libro clásico Knowing God (Conociendo a Dios), Grudem, autor de su libro de Teología Sistemática, y notas de respetados teólogos evangélicos ortodoxos.

 

Está endosada (si esa es la palabra correcta) por predicadores como John Piper, Jerry Bridges, Al Mohler, Joshua Harris, Randy Alcorn, Mark Dever, y muchos otros hombres de Dios de cuyas enseñanzas Bíblicas me he beneficiado mucho. Para ver videos de introducción (en inglés), click aquí.

 

Esta Biblia de estudio contiene:

·        Más de 200 mapas a color (los cuales son buenísimos; y nótese que son todos a color, no solamente los de la parte final de la Biblia).

·        20,000 notas para entender mejor el texto Bíblico.

·        Más de cincuenta artículos (incluyendo uno por Piper).

·        Más de 80,000 referencias entre pasajes.

·        Muchos diagramas.

 

Aún no puedo decir con certeza qué tanto me gusta. Hoy la usé para mi devocional personal, pero quiero compararla con mi Biblia de Estudio MacArthur, que es mi favorita por el momento.

 

Quisiera agregar que, aunque tener Biblias de estudio es bueno, debemos recordar que no hay que depender de ellas para sentir que entendemos las Escrituras. Dios nos ha dejado—a los creyentes—su Espíritu Santo, el cual nos revela la verdad de la Palabra. Aún así, creo que las Biblias de Estudio son buenas para ahondar en asuntos que por nosotros mismos no podríamos descubrir (como datos históricos, etc.), además de poder ver diferentes diagramas o mapas que nos ayudan a entender mejor. Y claro, nunca debemos de menospreciar el beneficio que sacamos de la sabiduría que Dios les ha dado a otros hombres santos quienes usan su talento expositivo para enseñarnos más y más.

 

Tengo pensado escribir una carta a los productores de la versión ESV y rogarles que hagan una traducción en español. La NASB ya lo hizo, la NVI también, y creo que la ESV sería una buena adición al español. Necesitamos más traducciones fieles a los originales, traducidas en lenguaje actual que comuniquen la verdad de Dios para nosotros los creyentes de este tiempo. Gracias a Dios por las que ya tenemos, versiones excelentes, pero no está de más tener una tan buena como la ESV.

 

No hay comentarios: