Día de la Reforma

Hoy, hace 491 años, Martín Lutero clavó las 95 tésis en las puertas de la Iglesia del Palacio de Wittenberg. Gracias a Dios por haber levantado a gigantes como Lutero, Calvino, Zwingli, y otros que, aunque no perfectos, impactaron nuestro mundo de una manera profunda y regresaron al verdadero cristianismo, el cristianismo Bíblico.
 
Para leer las 95 tésis y leer una breve historia al respecto, click aquí.

Estar donde Dios quiere que esté

Ya se está poniendo frío por acá. Salgo por las mañanas y puedo ver mi aliento. Mi clóset, antes lleno de camisas y pantalones, ahora tiene chaquetas y suéteres. La bufanda y guantes esperan ansiosamente ser usados, y pronto hasta los pantalones térmicos volverán a hacer su labor después de un año de estar en el olvido.

 

Es interesante que, aunque llevo ya más de cuatro años viviendo por acá, no puedo acostumbrarme al clima, y cada que regreso a México me siento como en casa. No solamente me siento como en casa, ¡es mi casa!

 

A veces me pregunto si estudiar tanto vale la pena. Después de todo, ¿por qué no entrar ya al ministerio? Puedo aprender muchas cosas en el camino, ¿no?

 

Pero recuerdo lo que siempre he pensado. Todos tenemos diferentes llamados. A algunos Dios los ha llamado a entrar inmediatamente a Su servicio como misioneros o pastores, otros trabajan, otros estudian y se preparan para el futuro, pero al final, todo debe ser para la gloria de Dios. Eso quiere decir que si yo muero hoy, sin haber jamás predicado regularmente, habré hecho lo correcto, porque estoy haciendo lo que Dios quiere que haga hoy. Y mañana seguiré Su voluntad también, y espero hacerlo así por el resto de mi vida.

 

No importa dónde esté uno, mientras uno esté en donde Dios lo quiere, entonces es lo mejor que uno puede estar haciendo.

Efesios 1

Ayer en la noche y hoy en la mañana leí Efesios 1. Qué pasaje más increíble. Es un discurso impresionante y teológicamente rico de parte del apóstol Pablo. Es un festín de comida sólida para el cristiano.

 

Si no has hecho tu devocional hoy, recomiendo ese capítulo. Hay suficiente allí para muchos días.

¡Torpes!

Como cristianos, cometemos muchísimos errores. No pasa un día sin que yo haga alguna clase de tontería. Ya sea algo que diga, algún pensamiento, o algo que haga.

 

Hoy acabé de leer Gálatas en mi devocional, y ayer que leí el capítulo 3 de ese libro, me dio algo de risa (no risa burlona, sino risa de esa otra forma buena… ustedes entienden, ¿no?) la forma en que Pablo el apóstol les habla a los gálatas. El versículo uno dice: «¡Gálatas torpes! ¿Quién los ha hechizado a ustedes, ante quienes Jesucristo crucificado ha sido presentado tan claramente?» (NVI).

 

¡Vaya forma de referirse a ellos! No sé cómo me sentiría si algún misionero enviara una carta a las iglesias de mi ciudad y nos llamara a todos torpes. En esta carta, Pablo está completamente anonadado ante cómo los creyentes de esa ciudad se han apartado del evangelio por fe solamente en Cristo a un evangelio diferente (Gal. 1:6-7), uno que incluía conformidad a la ley para ser justificados.

 

Es imposible leer esta carta sin darse cuenta del profundo amor que tiene Pablo por los gálatas, y es ese amor el cual mueve a Pablo a hablarles a sus hijos en la fe de esa forma algo fuerte. Un regaño fuerte, pero merecido.

 

Toda la carta es un discurso acerca de la libertad en Cristo y la naturaleza del verdadero evangelio. Es una carta bastante desafiante, y no pude evitar pensar si yo soy víctima de lo mismo. Muchas veces creemos que lo que hacemos o no hacemos, nuestras tradiciones y convicciones personales, nuestras diferencias de opinión, nuestras posiciones teológicas, de alguna manera sorprenden a Dios y lo dejan tan impresionado con nosotros que tiene que dejarnos entrar al cielo con alfombra roja, con los apóstoles dándonos la bienvenida y un coro de ángeles cantando el aleluya.

 

¡Y claro que no! A Dios no lo impresionamos con esas cosas. Y pongo en claro que todo eso que mencione no son cosas malas--de hecho las dije porque es una lista personal--pero siempre debo tener en claro que lo único que justifica es la obra expiatoria de Cristo en la cruz. Fue en esa cruz que Cristo satisfizo la ira del Padre, y cuando la santidad de Él es puesta sobre nosotros (o imputada, para ser más teológicamente exactos) a través de la fe y el arrepentimiento, entonces podemos acceder al Padre.

 

¡Qué maravilla! ¡Qué locura! Qué cosa más increíble. Que Dios mandara a su Hijo para morir por alguien tan vil como yo, y por Su gracia ahora soy salvo y voy derecho a Su presencia. No por lo que yo he hecho, sino por lo que Él ha hecho por mí.

No hay coincidencias

El avión rumbo a Detroit estaba casi lleno, excepto por el asiento junto a mí. Estaba yo muy emocionado por la oportunidad de viajar allí a una conferencia en donde podría escuchar a un pastor muy reconocido, además de ver a un amigo Español que tengo allí.

 

Lo único que me preocupaba es que no había terminado mi trabajo acerca de los Fariseos, el Sanedrín y la Sinagoga. El maestro había sido claro: «Si tu trabajo no está en mi cuenta de email antes de las ocho a.m. de mañana, voy a tener que restarle una letra a tu trabajo». ¡Gulp!

 

Un joven se sentó junto a mí, y poco después del despegue se puso a leer un libro. Yo saqué mi nuevo libro de John Piper y lo comencé a leer. Unos diez minutos después el joven me dice, «¿Qué estás leyendo?». Inmediatamente pensé: No creo que le vaya a gustar mucho el título. "Pecados Espectaculares." ¡Va a pensar que soy un fanático religioso! Ese fue mi pensamiento, lamentablemente. Aclaré mi garganta y le dije. Su ceño se frunció un poco. Me alisté para que me dijera lo extraño del título, o para que rápidamente regresara a su propia lectura.

 

En lugar de eso me dijo: «¿Es el nuevo libro de Piper?». Entonces supe que la persona tenía que ser cristiana. Lo que no me esperaba es que este joven no solamente era cristiano, ¡sino profesor de Biblia en la Universidad en donde yo estudio! (Es el profesor más joven de la Universidad. Tiene dos años enseñando).

 

No pude desaprovechar la increíble coincidencia (¿coincidencia? ¡Sí, claro!), así que saqué mi computadora y le pedí que si por favor le podía dar un vistazo a mi trabajo. Al verlo, me dijo, «Tu formato está mal. El estándar es el formato "Turabian". ¿Es el primer trabajo que escribes en formato Turabian?». Le dije que sí, y que no tenía idea de lo que estaba haciendo.

 

El profe rápidamente sacó su laptop y me dijo, «Pon tu trabajo en mi flash drive. Tengo un wizard en mi compu que te ayuda en el formato. Yo te ayudo». Así que la próxima hora me mostró como escribir en ese estilo (Turabian es el formato que piden en el Seminario para todos los trabajo escritos), y terminamos poco antes de aterrizar.

 

Pasé una larga noche en Detroit terminando de escribir el trabajo, además de editarlo bien y asegurarme de que la prosa era buena. La próxima mañana mandé mi trabajo a las siete de la mañana.

 

Me llegó el resultado hace dos días: ¡Una A!

 

Ayer, al entrar al supermercado en la noche, vi al profesor que me ayudó en el avión. Le di las gracias y le dije de mi resultado. Me felicitó.

 

Dios trabaja de formas increíbles. Sencillamente increíbles. Su soberanía es absoluta. Sus caminos altos, sublimes, e incomprensibles. Que todos los pueblos lo alaben y se postren ante Él, nuestro gran Dios.

Biblia de Estudio ESV

Ayer recibí mi Biblia de Estudio ESV, recién salidita a la venta. La compré en descuento la versión pasta dura a través de la Universidad. Entre los editores están J.I. Packer (como editor general), autor del libro clásico Knowing God (Conociendo a Dios), Grudem, autor de su libro de Teología Sistemática, y notas de respetados teólogos evangélicos ortodoxos.

 

Está endosada (si esa es la palabra correcta) por predicadores como John Piper, Jerry Bridges, Al Mohler, Joshua Harris, Randy Alcorn, Mark Dever, y muchos otros hombres de Dios de cuyas enseñanzas Bíblicas me he beneficiado mucho. Para ver videos de introducción (en inglés), click aquí.

 

Esta Biblia de estudio contiene:

·        Más de 200 mapas a color (los cuales son buenísimos; y nótese que son todos a color, no solamente los de la parte final de la Biblia).

·        20,000 notas para entender mejor el texto Bíblico.

·        Más de cincuenta artículos (incluyendo uno por Piper).

·        Más de 80,000 referencias entre pasajes.

·        Muchos diagramas.

 

Aún no puedo decir con certeza qué tanto me gusta. Hoy la usé para mi devocional personal, pero quiero compararla con mi Biblia de Estudio MacArthur, que es mi favorita por el momento.

 

Quisiera agregar que, aunque tener Biblias de estudio es bueno, debemos recordar que no hay que depender de ellas para sentir que entendemos las Escrituras. Dios nos ha dejado—a los creyentes—su Espíritu Santo, el cual nos revela la verdad de la Palabra. Aún así, creo que las Biblias de Estudio son buenas para ahondar en asuntos que por nosotros mismos no podríamos descubrir (como datos históricos, etc.), además de poder ver diferentes diagramas o mapas que nos ayudan a entender mejor. Y claro, nunca debemos de menospreciar el beneficio que sacamos de la sabiduría que Dios les ha dado a otros hombres santos quienes usan su talento expositivo para enseñarnos más y más.

 

Tengo pensado escribir una carta a los productores de la versión ESV y rogarles que hagan una traducción en español. La NASB ya lo hizo, la NVI también, y creo que la ESV sería una buena adición al español. Necesitamos más traducciones fieles a los originales, traducidas en lenguaje actual que comuniquen la verdad de Dios para nosotros los creyentes de este tiempo. Gracias a Dios por las que ya tenemos, versiones excelentes, pero no está de más tener una tan buena como la ESV.

 

Semana Difícil

Este miércoles tendré la oportunidad de viajar a Detroit para una conferencia acerca de predicación. La Universidad va a pagar el vuelo, la estancia y las comidas; nada mal, nada mal.

 

El problema es que como no voy a estar el jueves y el viernes, mis profesores quieren que les entregue la tarea antes de que me vaya (incluyendo un trabajo de investigación acerca de diferentes grupos y sectas en los tiempos de Cristo), y mi jefe quiere que trabaje en tres días lo que normalmente trabajo en cinco.

 

Así que, creo que Filipenses 4:13 será el versículo lema de esta semana. Si sobrevivo esta semana, puedo sobrevivir cualquier cosa. O al menos así lo siento.

 

Hoy, en lugar de ir al comedor, me preparé dos lonches y me los comí rapidito en el trabajo. Voy a cenar tarde, para luego comenzar la tarea. Así será también el martes y el miércoles en la mañana.

 

Bueno, semana difícil, aquí vamos.

Inmensurable Amor

Señor,

Tus obras son admirables.

Miro el cielo y no puedo evitar

Pensar en tu poder. Quiero gritar

A quien escuche que fuiste

Tú--sólo Tú--quien quisiste

Salvarme. Con infinita misericordia

Me salvaste de la discordia

Que mi ser tenía contra Ti.

¿Por qué, Señor, me amaste a mí?

¿Qué he hecho, oh Señor,

Para merecer tu gran amor?

Es sólo por tu gran bondad

Que he sido redimido de mi maldad

Tan grande. Jamás podré comprender

La razón de tu sacrificio por mi ser.

Que siendo tu enemigo,

Me compraste… me hiciste tu amigo.

Y ahora gozo de una salvación

Incomprensible. Así que elevo mi canción

Y te alabo por tu inmensurable

Amor.

John MacArthur leyó mi carta en radio nacional

¡Esta sí que no me la esperaba! Hace unos cuantos minutos, mi buen amigo Gian me envió un email que decía: «Le escribiste a John MacArthur! jaja, dijo tu nombre en un podcast! Supongo que ya sabías no??».

 

Mi primera reacción fue: ¿¡qué?! Así que inmediatamente fui al internet y efectivamente, John MacArthur leyó mi carta y mencionó mi nombre por radio nacional el 19 de Septiembre del 2008.

 

Así que, si quieren ver mi increíble debut en la radio (jeje), les doy el link para que escuchen la predicación, y al final, John MacArthur lee tres cartas; la tercera es la mía.

 

Disculpen que esté un poco emocionado, pero John MacArthur es uno de mis predicadores y escritores favoritos.

 

Bueno, chéquen el enlace:

 

http://www.oneplace.com/ministries/Grace_to_You/archives.asp?bcd=9/19/2008

 

Nuevo libro de John Piper

Ayer me llegó el nuevo libro de John Piper. En inglés se llama: "Spectacular Sins and their Global Purpose in the Glory of Christ", que quiere decir (más o menos), Pecados Espectaculares y su Propósito Global en la Gloria de Dios.

 

Primero que nada, me encanta el título. En inglés suena súper bien, porque las dos primeras palabras comienzan con la misma letra, formando una interesante aliteración algo paradójica, pues las dos palabras no parecen ir juntas. Hemos escuchado de pecados «horribles» o «vergonzosos», pero nunca «espectaculares».

 

Solamente he podido leer parte de la introducción, y me pareció interesantísima. Piper hablar de cómo el asesinato de Cristo, un pecado completamente lleno de maldad, fue lo que Dios usó para triunfar sobre la maldad. ¡Que paradójico! Es por eso que Piper lo llama un «pecado espectacular», por la forma increíble en la que Dios, en su soberanía, puede usar inclusive pecados así para servir Su propósito, el cual es Su propia gloria.

 

Piper niega (al igual que yo) que Dios sea el autor del mal, pero la Biblia dice que Dios es capaz de usar inclusive el mal para que su gloria sea magnificada en el mundo.

 

No sé si tendré tiempo de leer el libro porque tengo harta tarea (hoy tuve examen de Introducción al Nuevo Testamento), pero trataré de leerlo en las próximas semanas. Es un libro pequeño, y espero que pronto lo traduzcan al español.

 

Por cierto, si hablas inglés, puedes encontrar gratis todos los sermones (audio y video) de John Piper, además de sus escritos, seminarios, poemas, libros, panfletos, etc. Ve a desiringGod.org.

En Vano

La semana pasada, en el retiro, el Pastor compartió un poderoso mensaje basado en el Salmo 127: 1-2. Habló de no hacer cosas «en vano». Nos explicó cómo en el hebreo ese pasaje dice tres veces la palabra «en vano» (algunas traducciones modernas reflejan esto, y otras no). El pasaje habla de tres cosas que se pueden hacer «en vano», a menos que Dios sea quien las haga.

 

La primera es edificar una casa. Creo que metafóricamente se aplica a la familia. Muchos se esfuerzan en tener no solamente una buena casa, sino una familia en orden. Hay gente que cree que la forma de edificar bien su casa es dándole a sus hijos los mejores juguetes, la mejor educación, la mejor ropa. Y eso no es malo, el problema es cuando ese es el fin, en lugar de hacerlo para la gloria de Dios. Si Dios no es quien edifica la casa a través de nosotros, todo esfuerzo no tiene sentido y es hueco.

 

Después el pasaje dice, «Si Jehová no guardare la ciudad, en vano vela la guardia». Creo que no hay nadie que por las noches no ponga seguro a las puertas de la casa. Hoy en día vivimos con tanta violencia que es fácil vivir con miedo. Pero al final, es Dios quien se encarga de protegernos. «Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?». ¿De qué sirve poner alarmas, poner seguros, andar mirando a nuestras espaldas, si Dios no está de nuestro lado? ¡De nada! Eso no quiere decir que debemos ser ingenuos o tontos, sino más bien que debemos depositar nuestra confianza en Dios.

 

Y la tercera la voy a tomar de la versión NVI: «En vano madrugan ustedes, y se acuestan muy tarde… porque Dios concede el sueño a sus amados». Es mi oración que mi paz esté basada en el poder del Señor. ¿De qué sirven mis estudios, de qué sirve mi trabajo, de qué sirve nada en la vida, si no tengo paz? ¿De qué sirve todo en la vida si no puedo acostarme sabiendo que estoy haciendo el bien, que lo que estoy haciendo tiene valor eterno? Pero la Palabra dice que Dios concede la paz a su amado; a aquellos quienes son sus hijos. Aquellos que han sido comprados por la sangre del Cordero.

 

Vivamos nuestra vida con la mirada en las cosas eternas. Qué triste sería si al terminar nuestra vida, dijéramos: «Todo lo que hice… fue en vano».