Una Nieve con Papá

Iba hoy en el carro a comprar la comida cuando pasé por un lugar que se me hizo familiar. Era un restaurante dónde mi papá me llevaba una vez al mes para comer nieve y platicar con él. En ese tiempo (hace ya unos cuantos años) sólo éramos yo y dos hermanas, así que cada semana nos llevaba a uno de nosotros para poder disfrutar de una banana split y de un tiempo juntos (el resto se quedaba con mamá en casa).

Recuerdo que el restaurante estaba en el segundo piso, y nos sentábamos en una mesa donde se pudiera ver hacia el primer piso, donde vendían desde medicina hasta dulces y juguetes.

Era un tiempo a solas con papá. Era un tiempo que disfrutaba mucho.

La Biblia dice que Dios es nuestro Padre Celestial. Una forma de pasar tiempo con Él es leyendo Su Palabra. Los tiempos devocionales deben ser algo que anhelamos: de la misma manera que anhelamos ver la cara de un familiar o amigo; de la misma manera que un músico anhela tocar; de la misma manera que un sediento anhela el agua.

"Cual ciervo jadeante en busca del agua, así te busca, oh Dios, todo mi ser. Tengo sed de Dios, del Dios de la vida" (Salmo 42:1-2a, NIV).

2 comentarios:

Jenny Guzman dijo...

Hey!
Hola, soy Jenny, jeje, pues atendere tu invitacion jaja, de que bien colada. Bueno, pues tratare de leer lo que escribas, acabo de leer algunos y se me hacer interesantes, que padre que puedas escriir con tanta fluidez, eso es bueno.

Pues espero no te moleste que ande por aqui.
Por cierto, es una lastima que ya no hubiera boletos. :(

Pero bueno, si no fue hoy sera otro dia. :)

Saludos!
Adiosin.

Jenny Guzman dijo...

PD. Hay que hacer lo del cafe, ok sera una sorpresa para ti, asi que no digas le digas nada a Emanuel.